Mientras las empresas y promotores de turismo buscan canales de comunicación con los viajeros, tanto en tierra como en la web estamos llegando al punto de saturación.

El turista está expuesto a una sobrecarga de información, mejor dicho de anuncios promocionales, desde que elige su destino hasta que llega a él. Esto dificulta enormemente la visibilidad de las empresas que quieren darse a conocer. Por un lado la competencia por los espacios es dura y por el otro el uso de adblockers no deja de aumentar.

Es en pleno vuelo que anunciantes y pasajeros pueden conocerse mejor

Rumbo a su destino, hay un momento clave en el que el pasajero cuenta con el tiempo y atención ideal para descubrir nuevas ofertas: Durante el vuelo.

Al momento del despegue, el pasajero deja atrás su vida cotidiana y empieza a vivir la experiencia de su viaje.

Es entonces que los turistas buscan “matar el tiempo” y aprovechan esas horas para planificar su estancia u ojean las revistas a bordo en busca de inspiración.

the best moment to promote your brand is inflight

Las principales ventajas de hacer campañas digitales a bordo

  1. Cualitativamente, los pasajeros son un público calificado. A diferencia de internautas extranjeros que ven sus anuncios en su lugar de residencia, quienes están embarcando rumbo la ciudad donde usted se encuentra ya han pasado los filtros de segmentación.

    Véalos como clientes potenciales encapsulados en un medio de transporte llegando a pocos kilómetros de usted.

    El reto es colocar a su negocio se encuentre en la lista de los “must” a realizar.

  2. Los volúmenes están en constante crecimiento. Nunca las personas han viajado tanto en avión y eso se refleja en el constante aumento del tráfico aéreo (+5% anual). Los vuelos son más baratos, se abre nuevas rutas, los aeropuertos amplían sus instalaciones.
  3. Nivel de engagement a tope. El pasajero tiene muchas expectativas relacionadas con el disfrute, La predisposición a la compra es muy alta y lo mejor de todo es que tiene un presupuesto totalmente dedicado.
  4. Los espacios son accesibles. Al ser un nuevo medio es posible obtener tarifas de introducción. Se sorprenderá saber que una campaña digital en un avión puede costar menos que en las revistas impresas.
  5. Diferenciación. Nada mejor que salir del montón anunciando en un nuevo medio digital, además el único disponible dentro del avión. La recordación de la marca y de la oferta serán mucho más profundas.
  6. Contenido selecto, Sin adblockers ni falso tráfico. Los contenidos son difundidos a través de un servidor interno, al cual el usuario puede conectarse con toda seguridad, mientras que el anunciante tiene también la garantía de que los clics que recibe no provienen de fuentes dudosas.

Con todas estas ventajas, la publicidad digital dentro de las aerolíneas encaja perfectamente en su plan de marketing turístico, tanto online como offline, mejorando su impacto.